¿Cómo aprobar el examen teórico de conducir?

La prueba de conocimientos, más conocida como examen teórico, es el segundo examen al que debemos presentarnos para conseguir cualquiera de los permisos de conducción. Cabe recordar que la primera prueba es el test psicotécnico que debemos aportar para poder presentarse al examen teórico en la DGT.

Es un examen tipo test que consta de 30 preguntas, en el caso del Permiso B, y 20 para el resto de permisos, con tres respuestas posibles y solo una de ellas correctas. Para aprobar debemos contestar correctamente al menos 27 preguntas en el caso del carnet de coche y 18 en los otros permisos, por lo que lo máximo permitido son tres y dos fallos respectivamente ¡Recuerda que las preguntas no contestadas se consideran como fallo!

Seguro que alguna vez has oído que este examen se hacía en papel, pero en la actualidad el examen se hace en formato ordenador con pantalla táctil, en las instalaciones de la Jefatura Provincial de Tráfico de la provincia donde se haya solicitado el examen. La batería de preguntas está alimentada de la base de datos de la D.G.T. Desde Autoescuela López queremos darte unos consejos para enfrentarte con éxito al examen teórico:

1. Asiste a clases en la autoescuela

En plena era digital, la Dgt tiene intención de implantar clases teoricas de obligada asistencia y por algo es. El aprendizaje presencial ofrece unos valores que la formación online o a través de aplicaciones basadas en test únicamente, no pueden transmitir. El contacto directo con el alumno nos permite personalizar la explicación para cada alumno. El lenguaje de los libros de contenidos y las preguntas de test se desprenden directamente de la Ley de seguridad vial y de sus Reglamentos por lo que suelen tener un lenguaje técnico y de difícil comprensión, tú profesor te lo cuenta con un lenguaje más coloquial y ejemplos en situaciones conocidas para que el aprendizaje sea más operativo tanto para la prueba teórica como para la parte práctica.

2. Lee bien las preguntas antes de contestar

Son muchas las veces que nuestros alumnos nos cuentan que por los nervios no han leído bien la pregunta y por ello han fallado. Aunque el tiempo del examen pueda parecer escaso (minuto por pregunta), es más que suficiente para leer, contestar y repasar. Lee con atención la pregunta, busca las palabras clave. Si te hace referencia a la foto, obsérvala con detenimiento si no te hace referencia a ella puede orientar o despistar, cuidado! Muchas veces no llegamos a leer las 3 respuestas porque pensamos que es la segunda y la marcamos.

3. Revisa pero no rehagas

Las dudas provocadas por los nervios también nos han llevado a fallos por completo evitables. Como ya hemos dicho, hay tiempo y es necesario darle un repaso cuando tenemos el examen terminado. Tenemos prestar atención en que hemos marcado la respuesta que realmente queríamos marcar, pero no vamos a buscarle el truco a lo que no lo tiene y a cambiar respuestas.

Normalmente nuestra primera intención suele ser la correcta, bien por qué lo has escuchado de tu profesor, lo has leído en tu libro o en los test o por una simple duda comentada con tus compañeros en clase. Además cuando dudamos, solemos dudar solo entre las respuestas que no hemos marcado obviando la marcada que probablemente sea la correcta.

4. Concéntrate en tu examen, no mires al de al lado

En los momentos previos al examen, ya en compañía de los compañeros de la autoescuela empezamos a alimentar unos nervios colectivos que en nada nos ayudan. Tenemos que pensar que estamos preparados para hacerlo, para esto nos hemos preparado, contener nuestra histeria colectiva transformándola en concentración y reflexión… ¡Aunque sea difícil!

Aunque sea por pantalla táctil, ante cualquier problema técnico puede ser que nuestra prueba sea escrita, no te olvides de traer bolígrafo azul o negro por si acaso y por supuesto… ¡¡NO TE OLVIDES TÚ IDENTIFICACIÓN!!

5. Asegúrate que están validadas tus respuestas

Antes de confirmar el envío de nuestro examen terminado, no olvides comprobar que las respuestas a las preguntas han sido cargadas en el sistema apareciendo en color adecuado en el resumen de preguntas. Las respuestas que no se han validado correctamente contarán cómo fallo. Si se da el caso en que tienes que hacer tú examen en formato papel no olvides apuntar el número de tus cuestionarios de preguntas en las columnas correspondientes de la hoja de respuestas, si no lo van a saber con que corrector van a comprobar tu examen!